martes, 17 de febrero de 2009

Lenguaje como arma política



Se están utilizando o inventando términos eufemísticos para disimular las grandes injusticias. Se llama desnutrición o crisis alimentaria, al genocidio del hambre.

Junto con la manipulación de la historia, la manipulación del lenguaje es un arma política tradicional de los totalitarismos. La ideología dominante, a nivel planetario, esta imponiendo un nuevo lenguaje que camufla las injusticias y configura las almas de las personas y de los pueblos.
La actual perversión de lenguaje es de una gran intensidad y amplitud lo cual demuestra el grado de totalitarismo al que se nos quiere someter. La tecnología, los conocimientos científicos y los medios de comunicación hacen que el control del lenguaje sea un arma política esencial.
Se están utilizando o inventando términos eufemísticos para disimular las grandes injusticias. Se llama desnutrición o crisis alimentaria, al genocidio del hambre. Países en vías de desarrollo, a países empobrecidos y expoliados. Salud reproductiva o interrupción del embarazo al aborto. Flexiguridad a la explotación laboral. Efectos colaterales al asesinato de civiles. Asimetría a la injusticia y la desigualdad. Trabajo infantil a la esclavitud de niños. Globalización al Imperialismo. Conflicto o Tensión a lo que es Guerra o Terrorismo. Accidente a lo que es un atentado. Se llama público a lo que es estatal. etc.
Se modifican conceptos, se altera su significado o se eliminan otros. Así, se llama matrimonio a la unión civil de personas homosexuales. Se llama género a lo que es sexo o sexualidad. Se llama pluralismo al relativismo, tolerancia al conformismo. Al padre o la madre se les sustituye por progenitores.
No sólo se rebautizan palabras, sino que se le otorgan propiedades contrarias a las que tienen ciertos conceptos convenientemente divulgadosPero no sólo se rebautizan palabras, sino que se le otorgan propiedades contrarias a las que tienen ciertos conceptos convenientemente divulgados. El divorcio es progreso. El aborto y la eutanasia son liberadoras. La manipulación genética sobre todo es terapéutica. Dios, Iglesia y religión son intolerancia, irracionalidad o superstición, el asistencialismo es solidario. El liberalismo es eficacia económica. Especulación es inversión...
El totalitarismo creciente en nuestra sociedad necesita de la manipulación del lenguaje para perpetuar la injusticia y la manipulación ideológica. Tenemos el deber de defender la verdad también en la lucha liberadora del lenguajeAutor: solidaridad.net

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS