miércoles, 1 de abril de 2009

CIDH acepta caso de Rosales como persecución política


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronunció ante la petición interpuesta por el alcalde de Maracaibo Manuel Rosales, quien ha sido perseguido políticamente por el gobierno de Chávez.

Así lo expresa la organización en el documento enviado al líder opositor y a su abogado, Jesús Ollarves.

Se conoció que la CIDH luego de analizar el caso del líder marabino donde se presentaron evidencias detalladas de las ilegalidades del actual régimen que guardan estrecha conexión con un cuadro fáctico de persecución política, acordaron dar respuesta y considerar la reparación de daños causados en la persona de Manuel Rosales.

Violación de los derechos a la libertad personal, al debido proceso, a la protección judicial y a la amenaza de violación al derecho a la vida e integridad física en contra de Rosales, fueron las denuncias hecha ante la CIDH por la comisión especial de Derechos Humanos de UNT el pasado mes de marzo, quienes acudieron a Guatemala tras agotar todas las instancias naturales venezolanas, alegando presunta denegación de justicia en el país.

Ante los hechos presentados, la CIDH ha decidido aceptar el caso y pronunciarse a favor de la democracia y la libertad en Venezuela considerando estos casos, como el del alcalde, un retroceso para la región en materia de libertad política.

Del mismo modo, Morris Sierralta, también abogado de Rosales, aseveró que ya fue establecida la fecha de la audiencia preliminar para el caso de su defendido, la cual quedó pautada para este próximo 20 de abril.

Sierralta reveló que la audiencia se celebrará a las 11:00 de la mañana por el Tribunal 19º de Control del área metropolitana de Caracas, quien estará a cargo de resolver si se admite o no la acusación interpuesta por la fiscal 11 con competencia Nacional Katiuska Plaza, el pasado 19 de marzo.




LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS