jueves, 30 de julio de 2009

Antonio Ledezma:Gobierno de amplitud


El Gobierno debe pensar en la conveniencia de revertir su política centralizadora,y uno de los temas prioritarios que debe colocar es que los centros de salud vuelvan a manos de la descentralización.

Esto si en verdad desea rectificar.

Es necesario que todos esos centros que les fueron arrebatados a las Gobernaciones de Miranda, Zulia y Táchira, y los centros de atención que pudieran estar administrados por la Alcaldía Metropolitana de Caracas, vuelvan a ser tutelados por los gobiernos regionales y locales.

Chávez se ufana de derrotar a los imperios en el mundo, y el gran imperio que debe derrotar es la crisis de la salud. La gente le aplaudiría que si en vez de estar pendiente de cuántos pasos avanza el señor Zelaya en su intento de ingresar a Honduras, se ocupara de los problemas del país. No debe el Gobierno seguir sembrando más odios ni atizando fuegos que terminen de quemar las esperanzas de un pueblo que quiere que sus gobernantes, de una u otra manera, estemos en capacidad y en condiciones de resolver los problemas de nuestros hospitales. Nosotros hemos hecho propuestas muy concretas en materia de salud, y además hemos demostrado que cuando se quiere, se puede.

No se trata de administrar miles de millones de bolívares, sino que los recursos, pocos o medianos de los que disponga un gobernador o alcalde, se puedan poner con eficiencia al servicio de la solución de estos problemas. ¡Hay que ver los sufrimientos de una madre o un padre cuando se les enferma un hijo! Imposible llevarlos a una clínica privada, y en los centros asistenciales públicos no se los atienden, porque se carece de insumos o no hay personal médico ni enfermeras.

Aparte de ello, el altísimo costo de los medicamentos.

Este es el tema que le queremos colocar al Gobierno, y esta fue la finalidad de nuestra huelga de hambre que fue hecha para defender los derechos de miles de trabajadores de la ciudad de Caracas, pero al mismo tiempo, para hacer sonar las campanas que hagan de una vez entender al Gobierno, que nosotros lo que queremos es que nos dejen trabajar. Si Chávez, en vez de estar persiguiendo y hostigando a gobernadores y alcaldes, se dedicara a gobernar con amplitud y tolerancia con todos los sectores, otro gallo cantaría. De esa forma se podría hacer del petróleo un instrumento para el desarrollo económico social y sostenido para nuestro país.


LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS