viernes, 10 de julio de 2009

Salutacion Inaugural de la XCII Asamblea Ordinaria de la CEV

Emmo. Señor Cardenal Jorge Urosa Savino,
Excmo. Mons. Giacinto Berloco, Nuncio de Su Santidad Benedicto XVI
Respetables miembros de las Directivas de CONVER, CNL y AVEC
Directores de Departamentos del SPEV
Invitados especiales
Representantes de los MCS
Hermanos arzobispos y obispos de la CEV


1. En nombre de los miembros de la Presidencia reciban todos, un cordial y fraterno saludo de bienvenida a esta nonagésima segunda Asamblea Ordinaria. Algunos hermanos no nos podrán acompañar en esta oportunidad por quebrantos de salud. Concretamente nuestro primer vicepresidente Mons. Baltazar Porras, arzobispo de Mérida, Mons. Nelson Martínez, obispo de San Felipe, y Mons. Manuel Felipe Díaz Sánchez, Arzobispo de Calabozo, oremos por su plena y pronta recuperación.

2. Nos congratulamos con la Iglesia de Calabozo por el palio que acaba de recibir su arzobispo Mons. Manuel Díaz Sánchez, el 29 de junio pasado en Roma de manos de Su Santidad. Felicitamos también al Señor Cardenal y en particular a Mons. Fernando Castro Aguayo, de la Prelatura personal del Opus Dei, por su elección como obispo titular de Ampora y auxiliar de Caracas y le damos fraterna bienvenida a nuestro colegio episcopal. Nos unimos al júbilo de Mons. Roberto Luckert León por su vigésimo cuarto aniversario de ordenación episcopal. Compartimos el gozo del Movimiento Apostólico de los Cursillos de Cristiandad por la celebración de sus 50 años de fecunda presencia en Venezuela ( 1959-2009).

3. A su Excelencia Mons. Giacinto Berloco queremos darle un saludo especial. Dentro de pocos días nos dejará para asumir el nuevo cargo de nuncio apostólico en Bélgica que el Santo Padre acaba de encomendarle. Interpretamos esta designación como un reconocimiento por la fructífera labor diplomática y pastoral que en estos cuatro años realizó entre nosotros. No le tocó una labor fácil. Pero supo llevarla adelante con gran integridad y prudencia. Con su presencia en nuestras asambleas, sus frecuentes visitas a cada una de nuestras Iglesias particulares, con sus fraternas invitaciones a compartir su mesa en la Nunciatura nos hizo sentir su cercanía y su interés por conocer nuestras realidades eclesiales. Valoramos todos estos gestos y por ello le estamos profundamente agradecidos. No le olvidaremos. Siempre será bienvenido a esta tierra y le aseguramos de nuestro afecto y de nuestras oraciones para que le vaya bien en tierra de wallones y flamencos.

4. Venimos a esta asamblea llenos de alegría y esperanza por las experiencias vividas y los buenos resultados obtenidos en nuestra Visita ad Limina Apostolorum Petri et Pauli en la primera quincena del pasado mes de junio. En las sesiones de trabajo de los días venideros tendremos la oportunidad de reflexionar colegialmente sobre lo que el Espíritu quiso decir a nuestras Iglesias a través de los encuentros con el Santo Padre, las concelebraciones en las basílicas mayores, las reuniones con los dicasterios, las peregrinaciones y las visitas institucionales. Todos bendecimos al Señor porque ha sido grande y generoso con nosotros y estamos alegres.

5. A través de su persona, Señor Nuncio, queremos hacerle llegar al Santo Padre nuestro sincero y hondo agradecimiento por todas las atenciones, gestos y mensajes de ánimo y cercanía que tanto él, como Sucesor de Pedro, como sus más estrechos colaboradores tuvieron para con nuestro episcopado y para con cada uno de nosotros. Tenga a bien comunicarle que nos hemos sentido confirmados en la fe y que hemos palpado su deseo de participar de nuestras alegrías y preocupaciones, de nuestros proyectos y de nuestras dificultades. Que hemos regresado dispuestos con la ayuda de la gracia divina, a seguir dando testimonio de unidad colegial y a mantenernos fieles hasta el final en nuestra tarea evangelizadora.

6. Nuestro continente vive horas tensas por la grave situación que afecta al hermano país de Honduras. Manifestamos nuestra plena solidaridad con sus habitantes, particularmente con los más pobres, que suelen ser los más afectados por estas crisis. Elevamos fervientes oraciones a Dios para que todos los actores involucrados en el actual conflicto, busquen, por encima de cualquier interés personal, la paz y el bien del pueblo hondureño. Expresamos nuestro apoyo a la Conferencia Episcopal hondureña y en especial al Señor Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga, arzobispo de Tegucigalpa.

7. Cada día aumenta el clamor de los venezolanos reclamando que los problemas y los conflictos se resuelvan consensuadamente por medio del diálogo y del entendimiento. A los trabajadores del sector público y privado, sin distingo de preferencias o militancia política, del gobierno central y regional, incluido estados y municipios que ganó la oposición, como el caso de la Alcaldía Mayor, se les debe respetar el derecho al trabajo y a la remuneración. Elevamos oraciones al Señor por la salud del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma. El desconocimiento de los resultados electorales por parte de las autoridades y el entorpecimiento sistemático del ejercicio de los cargos obtenidos a través del sufragio, son atropellos incompatibles con el sistema democrático vigente. Rogamos al Señor ilumine a nuestros gobernantes para que pongan pronto remedio a estos desafueros.

8. La agenda de trabajo de esta asamblea esta centrada en la evaluación de la Visita ad Limina y la reflexión sobre elAño sacerdotal recientemente decretado por el Papa para conmemorar los 150 años de la muerte de San Juan Ma. Vianney, el cura de Ars, patrono de los párrocos. Para sacarle provecho a esta providencial iniciativa nos reuniremos con sacerdotes procedentes de las provincias eclesiásticas. Con ellos compartiremos ideas, propuestas y caminos que nos permitirán avanzar en la renovación interior y la santificación personal de todos los sacerdotes del país. La Iglesia y el mundo tienen necesidad de contar con ministros ordenados que sean testigos auténticos de la santidad y de la caridad de Dios.

9. La discusión que se ha suscitado en el país por la posible aprobación en la Asamblea Nacional de nuevas leyes sobre Educación y el Proyecto de Ley Orgánica para la equidad e Igualdad de géneros, nos brinda la oportunidad de re-examinar a la luz del Evangelio, de la Doctrina Social de la Iglesia y de las nuevas tendencias culturales de nuestra sociedad, temas que, para la Iglesia, son de primordial importancia. Son asuntos sobre los cuales la Iglesia tiene una palabra que decir y un mensaje que transmitir. Efectivamente tocan aspectos y valores fundamentales de la organización de la sociedad y de la convivencia humana. Nos referimos concretamente a tópicos como el Estado y el principio de subsidiariedad, la libertad y responsabilidad de los padres en la elección del tipo de educación que desean para sus hijos, la Educación Religiosa Escolar, la centralidad de la familia y la dignidad de la vida humana.

10. Aprovecharemos también para dar un fuerte impulso a la aplicación del Concilio Plenario de Venezuela con la puesta en marcha de la Comisión Episcopal ad hoc de Instancias Eclesiales. Esta comisión toma el relevo de la Comisión de aplicación del Concilio. El equipo saliente liderizado por Mons. Ovidio Pérez Morales e integrado por sacerdotes, religiosas y laicos ha realizado un trabajo sólido y consistente. A Monseñor Ovidio y a todos sus integrantes les expresamos nuestra gratitud y admiración

11. La realización en el 2012 del Congreso Americano Misionero en Maracaibo es uno de los grandes retos que tienen las Obras Misionales Pontificias y la Conferencia Episcopal. En esta asamblea queremos colocar los fundamentos para avanzar en su preparación. En la Cartuja de la Farneta (Lucca), tuvimos un encuentro impactante con la vida contemplativa y con dos eximios venezolanos que en épocas distintas la hicieron suya: el Siervo de Dios Dr. José Gregorio Hernández y Mons. Salvador Montes de Oca, el Obispo mártir de Valencia. A ambos encomendamos este gran proyecto misionero e imploramos su intercesión para que nos comuniquen el deseo de la oración y el fuego apostólico que consumió sus vidas.

12. Nos espera una agenda apostólica, sacerdotal y misionera. Estamos decididos a seguir avanzando en la renovación de nuestras Iglesias a través de la Misión Continental. Invocando sobre nuestras labores la luz del Espíritu Santo y la maternal protección de Nuestra Señora de Coromoto, de cuya imagen también recibiremos un informe actualizado, declaro inaugurada la nonagésima asamblea ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana. Muchas gracias.

Caracas 7 de julio de 2009

+Mons. Ubaldo Santana Sequera
Arzobispo de Maracaibo y Presidente de la CEV



LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS

2 comentarios:

Benito García dijo...

Para que se puedan ver los videos correctamente a tu derecha, tienes que modificar los valores de los atributos width (ancho) y height (largo) dentro de las etiquetas -object- y -embed-

Benito García dijo...

Tenías un artículo sobre las conexiones entre el capitalismo y el totalitarismo en Iberoamérica pero no lo encuentro, dime, por favor, donde lo tienes.

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS