lunes, 10 de agosto de 2009

“El Gobierno está de oídos sordos”


Entrevista del Correo del Caroní...
Domingo, 09 de agosto de 2009.

El sacerdote José Gregorio Salazar considera que los instrumentos jurídicos que pretenden regular la libertad de expresión y la educación libre y plural tiene un solo propósito.

Salazar: “No sé para qué crear leyes contra la libertad de expresión”. Foto archivo Una de las imágenes más recordadas del padre José Gregorio Salazar está centrada en un momento de tensión, cuando negoció con varios secuestradores la liberación de unos rehenes en el supermercado La Fuente, ubicado en Alta Vista.

El hecho ocurrió a mediados de los años 90, y en su momento fue una prueba de su arrojo. Hoy, cuando las libertades del país se ven amenazadas, sigue demostrando su sinceridad para poder negociar, sin dejar de decir las cosas como son.

Con extrema preocupación observa, al frente de la subsecretaría nacional de la Conferencia Episcopal Venezolana, los intentos del Gobierno de confiscar, mediante leyes de delitos mediáticos y de educación, las libertades individuales. Nuevamente, aflora la agudeza del sacerdote.

Pese a que la Iglesia debe tener un papel conciliador, son muchos los sacerdotes que han exigido al Gobierno que no continúe con acciones como cerrar emisoras. ¿Está de acuerdo con tal postura?

- Nosotros mantenemos la posición, y así lo manifestó ayer en su comunicado, la Conferencia Episcopal: cercenar la libertad de expresión o cerrar cualquier emisora de radio, el estar atosigando y el estar encima es tener una persecución contra los medios de comunicación. Entonces no es que algunos sacerdotes estemos en contra, simplemente decimos que la libertad permite expresar el estar en acuerdo o en desacuerdo con algún régimen político.

¿Se pretende cercenar la libertad con la presentación de leyes que criminalizan la divulgación de información?

- Nos asombramos cuando dijeron que iba a haber una Ley de Delitos Mediáticos. ¿De dónde sacan esto? Lo sacan de la manga o están inventando cosas. Vemos que algunos personeros del Gobierno dicen que no se está creando zozobra, pero crear una ley como esa es simplemente seguir cercenando la libertad de expresión contra aquellos que disienten del régimen de gobierno de turno, por eso decimos que no se puede promulgar algo como eso. No sé para qué crear leyes contra la libertad de expresión.

¿Cómo se ve la Iglesia ante estos hechos? ¿Podría sufrir ataques directos?

- Siempre la Iglesia ha levantado su voz cuando ha tenido algo que decir, y sí vemos que se han afincado más (desde el Gobierno) contra aquellos que tienen algo que decir, en este caso los medios de comunicación, y se pretende cerrar las filas para que todo sea una sola ideología. La Iglesia, por supuesto, está en contra de eso. Esa no es la manera de actuar. Nosotros seguiremos buscando la reconciliación y el diálogo, pero lamentamos que el Gobierno no quiere escuchar. Está de oídos sordos: quieren implementar un cierto tipo de ideología, y estamos claros en decir que los venezolanos somos libres.

Ahora, respecto a una arremetida contra la Iglesia, hay que acordarse siempre de aquello de pensar bien antes de actuar, que vean bien el David o el Goliat con el que se van a enfrentar.

¿Qué salida ven para todo esto?

- Mira, cuando estuve en Guayana dije que si esto no se canaliza bien, va a haber un gran estallido social. Por eso seguimos hablando y seguimos dialogando con los personeros del Gobierno, y que vean bien, porque la gente no se va a calar eso así nada más. La gente está despertando y está reaccionando.

¿No creen que hablan con oídos sordos?

- O estamos hablando con oídos sordos, o ellos no quieren escuchar nuestras posiciones. Hay que buscar las cosas que nos unen, no la que nos desunen.

Camino a la ideologización

¿Qué peligros ve que encierra el proyecto de Ley de Educación?

- En cuanto a la Ley de Educación, vemos que es algo que no se ha discutido, y que ha salido así nada más. Ha habido una serie de propuestas por parte de algunas organizaciones de la misma Iglesia, como Fe y Alegría, pero parece que no le prestan atención, porque mandamos la propuesta y ni siquiera salen cosas de las que hemos aportado. Lo importante ahorita es que la Ley salga, se conozca, se discuta y que se escuchen los planteamientos de lo que no están de acuerdo. La educación no puede ser de ideologización.

¿Hacia dónde va la educación bajo los preceptos del socialismo del siglo XXI?

- Hacia una ideologización de la educación, y esa es la principal preocupación. La otra es: ¿por qué esperar el momento de las vacaciones y no se siguió el debate cuando estaban los estudiantes? Claro, porque hay un temor porque están los universitarios y los colegios, y agarran las vacaciones para ponerse a discutir eso. Nosotros habíamos advertido que iban a dar un madrugonazo, y el madrugonazo que se nos está dando es que están discutiendo esta ley en vacaciones.

Marcos David Valverde

LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS