viernes, 21 de agosto de 2009

La Iglesia es el principal motivo de esperanza en los países empobrecidos


Del 18 al 23 de agosto se celebra en Torremocha de Jarama (Madrid) la última semana de cursos del XXIV Aula Malagón-Rovirosa dedicada al curso Norte-Sur donde se da voz a la realidad de África, Asia e Iberoamérica

Poniendo en primer plano el sufrimiento de los empobrecidos y la esperanza que supone la Iglesia que se dedica a su promoción en todas las latitudes.

Preside el curso el obispo de Ciudad Guayana (Venezuela) y responsable de juventud del CELAM, D. Mariano José Parra. Entre otros temas se va analizar la realidad de la esclavitud infantil y el genocidio contra la vida de los más débiles promovido por los Organismos Internacionales. Entre los ponentes destacan los misioneros, como el asturiano y misionero en Benin Alejandro Rodríguez Catalina, y el filósofo hispano-alemán Heleno Saña, buen conocedor de la historia del Movimiento Obrero.

El curso es una llamada a la esperanza, presentada desde la vida de los pobres que apoyados por la Iglesia, caminan hacia su liberación. De este modo la segunda parte del curso presenta experiencia históricas como la Editorial ZYX que desde la clandestinidad preparó la sociedad española del franquismo para un paso pacífico a la democracia, y otras más actuales como el proyecto de promoción del Movimiento Cultural Cristiano que ya cumple 10 años en Venezuela.


LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS