miércoles, 28 de octubre de 2009

Argentina debatirá proyectos para legalizar matrimonio entre homosexuales


La Cámara de Diputados de Argentina comenzará a debatir mañana por primera vez dos proyectos de ley que buscan modificar el Código Civil para que parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio en el país.

Los proyectos, que serán debatidos en un plenario conjunto de las comisiones de Legislación General y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara Baja argentina, buscan la modificación del artículo 172 del Código Civil para sustituir los términos “hombre y mujer” por “contrayentes”, sin hacer referencia al sexo de las personas que se unen en matrimonio.

Las dos iniciativas están impulsadas por la jefa del bloque del Partido Socialista, Silvia Augsburger, y por la diputada Vilma Ibarra, del Encuentro Popular y Social (centroizquierda).

En la actualidad, las parejas del mismo sexo únicamente pueden obtener la unión civil en cuatro ciudades de Argentina.

La Ley de Unión Civil de la ciudad de Buenos Aires, aprobada en diciembre de 2002, supuso el primer antecedente en el país y el primer reconocimiento de las parejas homosexuales en Latinoamérica.

No obstante, los homosexuales argentinos no están satisfechos con esta medida, porque en su opinión la unión civil es una figura jurídica no equiparable al matrimonio.

La Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales lleva ya tiempo en campaña para cambiar una ley que califica de “discriminatoria” y conseguir lo que dicta su consigna: “Los mismos derechos con los mismos nombres”.

Su presidente, César Cigliutti, aseguró hoy a Efe estar satisfecho por ser “la primera vez en la historia argentina que se trata este tema en una comisión, a nivel nacional”.

En 2007 un diputado socialista presentó un proyecto de ley para modificar el Código Civil y permitir el matrimonio, pero no llegó a ser debatido ni siquiera en comisiones, paso previo para que una iniciativa se discuta en el plenario de las cámaras legislativas.

Para Cigliutti es una cuestión de tiempo porque “no hay ninguna religión ni partido político que pueda sostener la vergüenza de la desigualdad de las personas ante la ley, e incluso la invasión sexual de las personas”, apuntó.

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Argentina, Aníbal Fernández, se mostró hace unos meses a favor de este debate y de “todo lo que tenga que ver con evitar la discriminación” y dijo respaldar la posibilidad de reconocer el matrimonio entre homosexuales.

Dicha posibilidad no es contemplada por la Iglesia católica, como reconoció en declaraciones a una radio local el arzobispo de Santa Fe y vicepresidente segundo de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo.

“El rechazo de la Iglesia a aceptar que se conceda los derechos propios de un matrimonio heterosexual a una pareja del mismo sexo no es discriminación”, se excusó el prelado.

Vía EFE


-LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS...SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS