martes, 27 de octubre de 2009

Juanita Castro: sacrificar vínculos familiares “no fue difícil frente a tanta injusticia”


Juanita Castro, hermana de Fidel y Raúl, dijo hoy que no fue fácil decidir entre los vínculos familiares o el unirse a la CIA para socavar el régimen comunista que suplantó los ideales democráticos que inicialmente impulsaron la revolución cubana. Pero “frente a tanta injusticia”, tampoco fue difícil.

“No fue fácil, pero frente a tanta injusticia tampoco me fue difícil. Era consciente que la ruptura familiar sería fuerte, violenta. Tenía que escoger: o me resignaba y aceptaba ver todo lo que estaba pasando o actuaba y me decidí por lo último”, afirmó la hermana menor de los líderes cubanos.

Juanita reveló su colaboración con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos en su libro de memorias “Fidel y Raúl, mis hermanos: La Historia secreta” publicado por la editorial Santillana USA y escrito con la periodista mexicana María Antonieta Collins.


Foto: EFE/Gastón de CárdenasSu actividad consistió en esconder a las personas que perseguía el Gobierno de sus hermanos, transmitir mensajes a otros colaboradores de la CIA dentro de la isla caribeña y trasladar en su vehículo armas en bolsas a sitios a los que el poderoso servicio de Inteligencia cubano no sospechara.

Antes de sus contactos con la CIA, Juanita por su propia cuenta hizo labores en contra del Gobierno castrista tras percatarse de que sus hermanos estaban traicionando lo que habían prometido: “pan con libertad, pan sin terror, una verdadera democracia, justicia social”.

“Terminó siendo todo lo contrario, ellos decidieron tomar el camino del comunismo, del marxismo. El pueblo cubano nunca respaldó una revolución comunista, luchó por cambios democráticos”, dijo a Efe.

Juanita, quien está exiliada en Miami, recordó que luchó mucho por la revolución cubana, que triunfó el 1 de enero de 1959, pero que poco tiempo después de la victoria se sintió “decepcionada y descorazonada”, por el rumbo del proceso con medidas radicales como los fusilamientos.

“El primero que estrenó el paredón en Cuba fue el Ché Guevara”, aseguró.

La hermana de los Castros afirmó que ella era una enamorada de la revolución hasta que gradualmente se dio cuenta de lo que pasaba y dijo: “Esto determinó mi actitud y posición. Ya a principios de 1960 estaba muy preocupada“.

“El camino que ellos tomaron (Fidel y Raúl), muy diferente de lo que ofrecieron, fue lo que determinó que se rompieran nuestras relaciones como hermanos”, enfatizó.

Por ello, en 1961 se transformó en la agente “Donna” de la CIA dentro de Cuba, un paso que dijo no le causó ningún remordimiento.

Durante a entrevista Juanita Castro pidió a su hermano Raúl,que emprenda la transición hacia la democracia porque tras 50 años de régimen comunista está demostrado que el “proceso es un fracaso rotundo”.

“Ojalá sea el instrumento para que se produzca la transición en Cuba. Tal vez él sea la persona indicaba para lograr que en Cuba haya libertad, democracia, que no existan más presos políticos. No pueden seguir eternamente en el poder”, dijo la hermana menor de Fidel y Raúl Castro.

EFE



-LOS EMPOBRECIDOS NECESITAN NUESTRAS VOCES EN CONTRA DE LAS INJUSTICIAS...SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS