jueves, 28 de enero de 2010

Marcha universitaria terminó con 13 heridos y 10 detenidos en Anzoátegui



Diez detenidos, al menos 13 heridos por perdigones y tres reporteros gráficos agredidos, fue el resultado de la marcha convocada ayer en la zona norte de Anzoátegui por la Federación de Asociación de Profesores Venezuela (Fapuv), en la que participaron diversas casas de estudio del país.

La actividad buscaba reclamar presupuestos justos, defender la autonomía universitaria y exigir el pago deudas pendientes, partió a las 9:50 am desde la Universidad de Oriente (UDO)- Anzoátegui, ubicada en la vía Alterna.

Aunque la salida estaba pauta para las 9:00 am, se retrasó porque un grupo de estudiantes oficialistas colocó una unidad de transporte público en el portón principal, pues exigían ver clases. Éste fue el primer obstáculo.

La llegada del equipo de prensa de Rctv Internacional originó una disputa entre los grupos adversos. Dos bombas lacrimógenas, de las cuales se desconoce su origen, dispersaron el enfrentamiento y abrieron paso a los jóvenes.

Pasado el mediodía, profesores y estudiantes empezaron a retirarse y en cuestiones de segundos, se escucharon las primeras detonaciones de perdigones, lanzaron bombas y activaron la ballena.A 300 metros, los manifestantes se encontraron con un piquete de la División de Orden Público (DOP) de Polianzoátegui. Los uniformados solicitaron los permisos de la manifestación.

El presidente de Asociación de Profesores de la UDO (Apudo), Atilio Martínez, presentó la documentación requerida, pero aún así no les dieron paso. Mientras dialogaban, encapuchados lanzaron piedras y bombas molotov. Los policías respondieron con gases lacrimógenos. Fue el segundo obstáculo para la caminata.

La marcha siguió. Antes de incorporarse a la avenida Intercomunal, pues retornarían en Molorca, los uniformados se enfilaron nuevamente para impedirles el paso. A los pocos minutos abrieron el camino con la condición de que ocuparan un solo canal de la vía.

Docentes y estudiantes hicieron caso omiso al acuerdo previo, y por lo tanto fueron detenidos por los policías, esta vez a la altura de la empresa Cargill. En el lugar apareció la “ballena”.

Emilio Vásquez, subdirector de Polianzoátegui, explicó que la detención se debió a que estaban obstaculizando los dos canales de la avenida Jorge Rodríguez. Además, aseguró que no contaban con una autorización para marchar.

Sin embargo, los universitarios siguieron hasta la Universidad Santa María (USM). Nuevamente los policías los detuvieron. En ésta, la cuarta oportunidad aparecieron efectivos de la Guardia Nacional (GN).

Luego de un diálogo, la marcha siguió. El destino era la plaza de la Libertad (Lechería), pero una vez más, y por quinta ocasión, los uniformados intervinieron y cerraron la vía hacia el sector Vistamar y los obligaron a cambiar la ruta.

Sin contratiempos, los marchistas llegaron hasta el semáforo de la avenida Principal de Lechería, a través del Peñón del Faro. Allí, la GN y Polianzoátegui armaron un piquete para impedir que llegaran hasta la plaza de la Libertad, ubicada en el crucero.

Pasado el mediodía, profesores y estudiantes empezaron a retirarse y en cuestiones de segundos, se escucharon las primeras detonaciones de perdigones, lanzaron bombas y activaron la ballena. Los comercios bajaron las santamarías.

Hubo estudiantes golpeados por los efectivos y asfixiados. Los jóvenes respondieron con piedras, quemaron cauchos y trancaron la vía. Al final, se contabilizaron cerca de 13 heridos en las clínicas locales.

Tres reporteros gráficos también resultaron lesionados: Lenín Núñez, Carlos Landaeta y Gabriel Camargo.

Imputados
Hasta las 7:00 pm, se realizaron manifestaciones en Lechería. A través de llamadas telefónicas, mensajes de celular, Twitter y Facebook, reportaban de una supuesta cacería que dejó heridos y detenidos.

Profesores universitarios y familiares se presentaron ayer en la tarde en el Destacamento 75 de la GN para conocer la situación los 10 jóvenes que fueron aprehendidos en Lechería, dos de ellos menores de edad. Milagros Guzmán, madre de dos de ellos, explicó que sus hijos estaban en la parada de Plaza Mayor cuando fueron arrestados por militares, “sin tener nada que ver”.

La GN informó que hoy daría detalles del procedimiento, pero se conoció que la Fiscalía III imputará a los muchachos por los delitos de alteración del orden, obstaculización de vía y agresión a la autoridad.

Vía “El Tiempo“



-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS