jueves, 4 de febrero de 2010

Estudiantes fueron dispersados en Plaza Venezuela con bombas lacrimógenas















FotoS: Gabriel Bastidas

La policía reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma a cientos de estudiantes universitarios que intentaron marchar a la Asamblea Nacional, donde tenían previsto manifestar en contra del presidente Hugo Chávez.

El jefe de la policía metropolitana, comisario Carlos Meza, informó que sus hombres levantaron barricadas y cercaron a los manifestantes en medio de un paseo peatonal cercano porque la marcha no contaba con la autorización del gobierno.

Por la nube de gases lacrimógenos, al menos una docena de manifestantes resultaron lesionadas, la mayoría con asfixia por los gases, reportó el servicio de salud de la Alcaldía Mayor de Caracas.

Los dirigentes estudiantiles argumentaron que tienen el derecho a organizar protestas pacíficas y se quejaron de que las autoridades leales a Chávez a menudo les niegan el permiso para realizar manifestaciones.

Mientras era disuelta la manifestación opositora, los partidarios del gobernante marcharon en el oeste de Caracas y después se concentraron en el mayor fuerte militar para conmemoraron el jueves el fallido golpe de Estado que encabezó el presidente Hugo Chávez hace 18 años.

En esa instalación militar, Chávez condecoró a varios oficiales a los que, como teniente coronel, comandó en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992 para derrocar a Carlos Andrés Pérez y que lo catapultó a la fama.

“Soldados de todas las jerarquías sintámonos hoy más que nunca orgullosos del camino recorrido… 18 años estamos hoy conmemorando, unidos aquí pueblo y fuerza armada, mirando el pasado, conscientes del presente y sobre todo comprometidos con el porvenir, con la revolución socialista que comenzaba entonces 4 de febrero“, dijo Chávez en un discurso.

La conmemoración llega en un contexto de creciente descontento popular por los racionamientos de agua y electricidad que impuso el gobierno debido a una fuerte sequía, una alta criminalidad y una recesión económica que vino acompañada de una alza de precios.

Horas antes, el vicepresidente Elías Jaua llamó a los seguidores del gobierno al “despliegue en la calle” para que “el enemigo sepa que las fuerzas de Chávez, que la fuerza bolivariana estará en cada calle, en cada esquina, en cada plaza dándole el combate en el terreno que ellos quieran”.


Ante varios centenares de empleados públicos y manifestantes oficialistas, concentrados en una plaza del centro de Caracas, Jaua pidió prepararse para las elecciones de diputados previstas para el 26 de septiembre.

“Nosotros lejos de celebrar un hecho como un golpe de Estado más bien lo deploramos… y por tanto estamos trabajando por consolidar espacios democráticos. Por eso nosotros hoy decidimos manifestar”, dijo a la prensa el dirigente estudiantil, Nizar El Fakih, al rechazar las celebraciones oficialistas.

El Fakih objetó la decisión de las autoridades de no aprobar la marcha opositora y dijo a la emisora local Unión Radio que eso representa “una discriminación entre venezolanos de primera y de segunda”.

Nosotros no estamos dispuestos a ponernos una camisa roja y vender nuestra dignidad para que seamos considerados personas con derecho a utilizar espacios públicos”, agregó, en alusión a la facilidad que gozan los partidarios del gobierno.

Los alrededores de la Asamblea Nacional tuvieron una fuerte custodia de la Guardia Nacional.

El embajador de Estados Unidos en Brasil Thomas Shannon pidió al gobierno de Venezuela a abstenerse de reprimir a las manifestaciones opositoras. “Ese sería nuestro mensaje al gobierno de Venezuela: no reprimir, abrir espacio para oír al pueblo venezolano”, manifestó a periodistas en Brasilia.

La intentona dejó 17 militares y 80 civiles muertos en las escaramuzas entre fuerzas leales al gobierno y los rebeldes. Además, hubo 51 heridos.

Para el oficialismo, la revuelta es considerada una fecha histórica que abrió el camino al proceso “revolucionario” promovido por Chávez.

Por Fabiola Sánchez. Copyright 2010 The Associated Press.

-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS