miércoles, 19 de mayo de 2010

Una ONG estadounidense paga a drogadictos para que se esterilicen


Evitar que los drogadictos tengan hijos. Ese es el objetivo de Project Prevention, una ONG estadounidense que paga 300 dólares a toxicómanos o alcohólicos para que se esterilicen o acepten someterse a tratamientos de contracepción a largo plazo.



Fuente: El Confidencial 29/04/2010

La organización, creada en 1997 y que ahora traslada su programa a Reino Unido, ha tratado hasta la fecha a 3.242 mujeres y a 35 hombres, a los que se practicó una vasectomía.

Los detractores de esta polémica medida la tachan de "ingeniería social" al definir a los adictos como personas incapaces de tener hijos. El proyecto ha sido comparado con los programas de esterilización emprendidos por el Tercer Reich contra judíos, gitanos, discapacitados y homosexuales o con la esterilización eugenésica que se llevó a cabo en Estados Unidos en los años 30. Asimismo, critican que sus campañas promocionales se hayan dirigido principalmente a comunidades afroamericanas de escasos recursos.

P. Prevention asegura en su página web que entre un 11 y un 15% de los recién nacidos en Estados Unidos han estado expuestos a drogas o alcohol en el útero. Otro dato: cerca del 3% de las embarazadas consumen drogas ilícitas, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. Por ello, sostiene que “dado que actualmente hay una carencia de tratamientos disponibles para los adictos podemos estar de acuerdo en que el control de la natalidad es un paso positivo hasta que los alcohólicos/adictos tengan la posibilidad de desintoxicarse”. La fundadora de esta ONG, Barbara Harris, madre adoptiva de cuatro niños nacidos de una drogadicta, defiende su postura narrando su propia experiencia personal.

“Taylor (uno de esos niños) no podía dejar de vomitar y parecía que sus ojos iban a salirse de sus órbitas. El ruido y la luz le molestaban, era incapaz de dormir. Yo estaba furiosa con su madre, pensaba ‘¿cómo puede alguien hacerle esto a su bebé?’”, declaró a la BBC.

Su apuesta ha provocado una fuerte oposición en Estados Unidos. Organizaciones como el grupo estadounidense Defensores Nacionales de las Mujeres Embarazadas no niegan los problemas que crean los progenitores adictos, pero sostienen que muchos de ellos logran curar su adicción y convertirse en unos padres normales. Consideran que crear una familia es una de las partes más hermosas de la vida de un ser humano y que, al eliminar esa posibilidad, se está acabando con una de las motivaciones para dejar las drogas.



Autor: Ángel Martínez

-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS