jueves, 10 de junio de 2010

Nuevos dirigentes indígenas se han convertido en “rivales” de Evo Morales


Si hace unos años el liderazgo del presidente boliviano, Evo Morales, no admitía dudas entre los indígenas, ahora han surgido dirigentes que no sólo lo critican a él y a su Gobierno sino que se han convertido en sus rivales, según dijeron hoy a Efe analistas y políticos.

Hay dirigentes que restan poder a Morales en algunos bastiones, otros cuestionan su modelo político y económico, o le amenazan con protestas, aunque los consultados creen que aún no está en riesgo la autoridad del mandatario entre los indígenas bolivianos.

Entre los disidentes del “evismo” están el ex ministro de Educación Félix Patzi, el ex senador Lino Villca y el dirigente indígena Rafael Quispe, todos aimaras como Morales, y además hay voces que cuestionan al mandatario en las etnias del oriente.

Patzi se convirtió en líder del naciente Instrumento Político del Cambio tras ser expulsado del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y perder su candidatura a gobernador de La Paz para los comicios de abril pasado al ser detenido por conducir ebrio.

El ex ministro dijo a Efe que grupos indígenas apoyan su nueva fuerza, que postula un “tercer sistema” para la “entrega total del poder a la sociedad”, proyecto distinto al capitalismo y socialismo.

Patzi afirmó que el socialismo del MAS es una “tergiversación” de las demandas del movimiento originario, pues dice ningún movimiento social pidió socialismo en Bolivia.

En el altiplano, el ex senador disidente Villca tiene actualmente el control de ocho municipios que antes eran bastiones del MAS, entre ellos el emblemático Achacachi, sede del grupo indigenista radical “Ponchos Rojos”, que se autocalifica de “milicia armada”.

Los “Ponchos Rojos”, en los que se formó políticamente el vicepresidente Álvaro García Linera cuando era militante subversivo, alegan que en abril pasado votaron contra el MAS porque impuso candidatos sin consenso en la región.

También es crítico Rafael Quispe, uno de los “mallkus” (jefes) del influyente Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), que lidera a los indígenas del altiplano.

Quispe acusó hoy a Morales de no respetar la nueva Constitución que promulgó en 2009, en lo que respecta a la protección de la Pachamama o “Madre Tierra”, con sus proyectos de explotación de recursos naturales y carreteras.

“El proceso de cambio por el que hemos luchado ha sido distorsionado, ha cambiado de rumbo, porque ideológicamente lo que pregona el hermano Evo Morales no lo práctica”, dijo Quispe a Efe.

El martes pasado, un Morales evidentemente molesto le reclamó a Quispe en el Palacio en Gobierno por sus críticas públicas, durante una reunión con jefes del Conamaq, según contó hoy el mismo dirigente.

Quispe sostuvo que los aimaras están preocupados porque Morales les anunció que ya no va a consultar a las etnias indígenas sobre los proyectos de desarrollo con el argumento de que “demora y perjudica las inversiones” de las empresas en el país.

La Carta Magna promovida por Morales establece que los “indígenas originarios campesinos” deben ser consultados ante proyectos que pueden afectarles y sobre la explotación de recursos en el territorio que habitan.

El máximo dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia, Adolfo Chávez, dijo hoy a Efe que Morales debe consultar a todas las etnias para tomar una decisión de ese tipo.

Chávez promovió en mayo pasado una marcha indígena hacia La Paz, para exigir negociaciones sobre las nuevas autonomías indígenas y reclamar protección de territorios indígenas y parques nacionales frente a proyectos de explotación de recursos y expansión de cultivos de coca, pero finalmente la suspendió.

A juicio del analista Jorge Lazarte, lo que sucede con esas voces disidentes es que el MAS ha dado mucha “categoría simbólica a los indígenas” en la Constitución, “como en ninguna otra del mundo”, y eso afecta ahora los intereses de quienes tienen el poder.

“Estos grupos indígenas sienten que son instrumentalizados por el poder y que esto tiene un contraste con lo que ellos creen que han logrado en la Constitución” y que desean hacer realidad en las previstas autonomías indígenas, dijo Lazarte a Efe.

Agregó que Morales comenzó “a bajar el perfil del protagonismo indígena” para recuperar el apoyo de la clase media después de que perdió alrededor de un millón de votos en los comicios de abril pasado respeto al caudal logrado en los de diciembre.

Vía EFE


-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS