miércoles, 27 de octubre de 2010

Débil institucionalidad democrática fomenta la corrupción en el país

Venezuela ocupa el puesto 164 sobre 178 países incluidos en el estudio Índice de Percepción de la Corrupción 2010 que realiza anualmente la organización Transparencia Internacional con sede en Berlín. El dato es preocupante, pues la nación aparece peor ubicada.

Venezuela es el país de Latinoamérica peor situado en el Índice de Percepción de la Corrupción 2010 dado a conocer ayer en Berlín por Transparencia Internacional (TI), organización cuyos expertos consideran que la razón para ello es el “débil nivel de institucionalidad democrática”.

“En Venezuela, como en otros países de la región que califican bajo, el problema es que se está viviendo un nivel de institucionalidad democrática bajo, insípido, débil”, dijo en una entrevista con DPA, en Berlín, Alejandro Salas, responsable del Departamento de las Américas de Transparencia Internacional.

En la lista de los 178 países estudiados por la organización, Venezuela se situó este año en el puesto 164 con 2,0 puntos, casi invariable respecto a 2009, cuando se ubicó en el 162 y con 1,9 puntos.

En esa nación sudamericana existe una “muy pobre distribución del poder entre las instituciones del Estado”, por lo que también hay una “muy débil actuación de los contrapesos”, continuó destacando sobre la poca autonomía del sistema judicial o de los legisladores.

“Los balances, los contrapesos, no están funcionando adecuadamente”, insistió en la entrevista.

Además, Salas puntualizó que mientras otros países latinoamericanos con baja calificación como Honduras o Paraguay “están reconstruyendo una constitucionalidad perdida”, el caso de Venezuela es distinto porque en él, la institucionalidad “ha sido básicamente capturada por una élite”.

-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS