lunes, 25 de octubre de 2010

“El sexo no es un hobbie”


La investigadora de Fe y Alegría, Luisa Pernalete, ofrece su visión acerca de la despenalización del aborto hasta la duodécima semana de gestación.

No se trata de mantenerse callada, pero Luisa Pernalete reconoce que la discusión sobre la despenalización del aborto hasta la duodécima semana de gestación, resulta un tema espinoso. Opta, entonces, por referirse a una de las discusiones que ha marcado la agenda en la Asamblea Nacional esta semana desde una perspectiva que pretende alejarla de lo personal.
Como mujer vinculada a la Iglesia, escudriñó cada una de las palabras del Obispo de Ciudad Guayana, Mariano Parra Sandoval, quien desestimó cualquier justificación para el aborto.

“Esta es una cosa muy delicada. No es sólo decir ‘aborto sí, aborto no’, sino que debe ser discutida ampliamente con la población, porque es tanto como un problema de salud pública, como individual”, formula en tono de preparación del terreno sobre el que pretende explayarse.

De raíz
Para la coordinadora del área de Educación para la Paz y la Ciudadanía del Centro de Formación e Investigación “Padre Joaquín”, de Fe y Alegría, los entuertos sociales, como causa de concepciones prematuras, son uno de los multiplicadores de los abortos clandestinos.

“A mi modo de ver, de lo que más se trata es de prevenir las causas que generan que la gente crea en el aborto como algo necesario: se necesita prevenir y erradicar todo aquello que tiene que ver con la violencia sexual. Hay muchos abortos que vienen empujados porque son producto de violaciones. No me estoy metiendo con abortar o no a un niño que es producto de una violación, pero creo que se debe prevenir esa violación”, razona.

120 mil embarazos no deseados son una prueba, de acuerdo con Luisa Pernalete, acerca de las inadecuadas políticas (o, quizás, de la ausencia total de ellas) destinadas a erradicar el problema.

“Somos, en América Latina, el país con el mayor índice de embarazos en menores de edad. Eso hay que prevenirlo, pero, claro, a veces resulta más fácil aprobar una ley más que ponernos a trabajar con lo que ya tenemos. Aquí, entonces, reitero que debemos trabajar fuertemente para que no haya gente que crea que el aborto es una cosa necesaria”, expone.

No se trata de condones
Los programas de educación sexual, para la investigadora, no han sido suficientes para la erradicación de la multiplicación de embarazos no deseados.

“La solución no está solamente en repartir condones y pastillas anticonceptivas. La gente debe aprender a que el sexo no es un hobbie, sino que la educación sexual es muy seria. Además de eso, los adolescentes se inician a los 12 ó 13 años, y esa no es edad para estar saltando por allí”, refiere.

Cerrando ideas para poner punto final sobre el tema del aborto, Pernalete recomienda que el tema no sea discutido sobre posiciones radicales, sino que, en ese ámbito, prevalezcan los acuerdos.

“Estos temas no pueden ser vistos de manera unidimensional. La realidad es más compleja, y cuando se ve con un solo tubo, se piensa que a más b es igual a c. Los problemas sociales son mucho más complejos”, concluye.


-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS