jueves, 28 de octubre de 2010

Estudiantes y autoridades dirimen hoy conflicto en la UDO


Un acercamiento se produjo ayer entre la decana del núcleo, María Coromoto Casado, y los estudiantes que mantienen la toma del Decanato de la Universidad de Oriente (UDO) en la capital bolivarense.
La reunión abrió la posibilidad de acuerdos ante una protesta que arribó a su séptimo día, con la decisión de instalar hoy una mesa de diálogo en el recinto universitario con la presencia de directores de escuelas y otras autoridades.

Armando Campos, consejero universitario, quien ayer asumió junto al delegado estudiantil Víctor Viamonte la vocería de los tomistas, destacó la presencia de la decana junto a un representante de la Defensoría del Pueblo, donde se plantearon solicitudes y denuncias, contenidas en un manifiesto como la asignación de carga académica a estudiantes regulares y otros reclamos reivindicativos.

Campos señaló que las autoridades fueron receptivas en torno a las denuncias y reconoció la existencia de algunas irregularidades que debían ser discutidas y sustentadas con pruebas.

El dirigente estudiantil señaló que se plantearon una serie de reivindicaciones como transporte y comedor, destacando el caso de la UEPO, donde se redujo de 850 a 500 comidas, afectando a un buen número de estudiantes. También, pidieron una revisión y entrega de gastos del comedor para determinar el alcance de los recursos económicos destinado a este servicio. El documento fue consignado a la Defensoría del Pueblo.

Campos afirmó que sólo buscan respuestas a una situación que afecta a los estudiantes regulares, permitiendo se dé un inicio de clases con las condiciones mínimas necesarias. Advirtió que el cese de la toma dependerá de las respuestas a las reivindicaciones académicas y administrativas estudiantiles.

Víctor Viamonte, delegado estudiantil ante el consejo de núcleo, por su parte, rechazó como un grupo de estudiantes con tendencia política “populista de derecha” han señalado que ya se ha dado respuesta al 95% de los jóvenes que reclaman su carga académica, cuando “hasta el día de hoy no se le ha dado soluciones”.

Hoy mesa de diálogo
En la mesa de diálogo que se instalará hoy deberán estar presentes, no sólo la decana, sino también la coordinadora académica, Milagros Silva, así como el jefe de control de estudio, Abelardo Arzolay, y los directores de la Unidad de Estudios Básicos y la Escuela de Ciencias de la Salud “Dr. Francisco Battistini Casalta”, profesores Manuel Tomedes y Pablo Vallés, según se indicó a través de un comunicado de prensa.

La decana María Casado ha dicho que analizarán los planteamientos y, recordó, que “ya las autoridades de la UDO vienen atendiendo la situación de los estudiantes regulares y se dará respuesta, para ello la coordinadora académica se mantiene en reunión permanente con Control Estudio y los directores de las escuelas, a fin de revisar con los departamentos las soluciones a los cupos para los estudiantes regulares”. Reiteró que tienen toda la disposición de atender “la problemática de los cupos, pero, deben comprender que en algunas asignaturas, como los laboratorios, hay limitantes de espacio físico, equipos, recurso humano”.

Insiste en toma política

Los representantes de los movimientos estudiantiles 100% Udistas, Adelante UDO, Juventud Bandera Roja (UJR), la Unión, y Fuerza Udista (UFUS), condenaron ayer la toma del Decanato por parte de grupos de izquierda, que entorpecen las actividades académicas y administrativas de la universidad.

Carlos Caro, secretario de reivindicaciones de la FCU; Roniel Farías, secretario de finanzas; César Cano, consejero de núcleo; Julio Jaramillo, presidente de la unidad de cursos básicos, y Fransyesca Mirales, aseguraron que no existen motivos para que se mantengan esas acciones de protesta, pues ya las autoridades han solventado los reclamos en un 95%, de los estudiantes en torno a la carga académica a cursar este semestre.

Roniel Farías, comentó que si de exclusión se habla, no existe un proceso más excluyente como la asignación de la OPSU-CNU, entonces “no entendemos el doble discurso de la toma política en el Decanato”.

Farías dijo que en estos momentos existen problemas más graves que requieren de las luchas estudiantiles, colocando como ejemplo el presupuesto para la UDO, que afecta los servicios estudiantiles y otros. Dejaron ver las amenazas de perder el semestre, que debió comenzar el 18 de octubre, y que está previsto iniciar el próximo 3 de noviembre. Responsabilizaron a los tomistas de cualquier daño que presenten las instalaciones del Decanato.



-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS