jueves, 17 de febrero de 2011

Goma: la carne de perro en el menú


El consumo de carne de perro se ha vuelto corriente en Goma, al este del RD Congo, desde que la carne de bovino se volvió rara y cara. Su precio es asequible y las despensas de los hogares están vacías.

Cada día, en Majengo, un barrio popular de la ciudad de Goma, al este del RD Congo, es el frenesí en una gran casa a medio construir, que sirve de vivienda provisional para militares en espera de ser llamados. El lugar, bautizado desde hace poco como la carnicería de los perros, es la cita de los aficionados de carnes caninas, cada vez más numerosos en la provincia. Cada mañana, propietarios de perros, vendedores y clientes se encuentran en este mercado que sirve también de matadero. Una vez las transacciones han concluido, los perros son matados y despedazados y los clientes servidos según sus pedidos.

"Según el peso, el precio de un perro varía entre 8 y 10 dólares. Muy pocos consumidores pueden permitirse un perro entero. Regateamos, y por grupos de cinco nos repartimos la carne. Con mi salario, muy bajo, no tengo otra forma de ofrecer regularmente carne a mi familia ", explica Pascal Mbuyi, agente de la Administración Pública, originario de Kasaï.

El perro reemplaza el buey

Dieudonné Paluku, un habitante del barrio Birere, al principio escéptico, hoy está convencido. "Al principio nuestros niños recibían un castigo severo cuando comían perro. Para nosotros, esta carne era impropia para el consumo y hasta tabú. Con el transcurso del tiempo, mi esposa y yo acabamos por probarlo. Es buena carne y no cuesta cara. La comemos regularmente."

En Kivu Norte, región esencialmente agroganadera, las poblaciones no conocían el perro y comían más bien carne bovina. Pero las guerras diezmaron una buena parte del ganado. "Los bueyes y otro ganado son vendidos actualmente en Goma, siendo importados por países vecinos, Ruanda y Uganda. Esta importación ha tenido repercusiones sobre el precio de la carne, que está en constante subida. Con el coste actual de la vida, las familias han cambiado sus costumbres alimentarias y se comen la carne de perro" explica Leonardo Masumbuko, veterinario a la División Provincial de la Agricultura y de la Ganadería en Goma.

La carne canina se ha puesto de moda y su consumo está en constante subida." Cada semana, por lo menos diez perros son matados, sólo en esta carnicería de Majengo ", comenta un jefe del barrio, que considera que estas cifras serían idénticas en otros barrios de la ciudad.



Autor: Désiré Bigega


-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS