lunes, 23 de julio de 2012

Humberto Prado / Guerra andina


El título que he tomado para este artículo se podrá ver muy duro, pero es la verdad, nuestros presos mueren día a día, y todo sigue con la demagogia política de planes para cambiar el sistema penitenciario por uno humano para el hombre nuevo.
Sinceramente que me produce una gran impotencia ver cómo se burlan de la gente, de los presos, sus familiares, los académicos, alumnos de las diferentes escuelas de Derecho, organizaciones de derechos humanos, iglesias y en fin del ciudadano común y corriente, pero como diría ese periodista y humorista venezolano, “así son las cosas”.
La Cárcel de Mérida tiene a la entrada una valla que dice “El Gobierno Bolivariano y Revolucionario del estado Mérida les Brinda una Cordial Bienvenida al Centro Penitenciario de la Región Andina, Cárcel Modelo del País”. La verdad que ha demostrado que lo que tiene de Modelo es que existe una guerra civil, presos contra presos, presos contra guardias nacionales, presos contra funcionarios civiles, o sea, la demostración de la ineficiencia de un gobierno que se resiste a la descentralización, como herramienta de transformación, porque ellos son los que saben de política penitenciaria, dueños de la verdad y la razón, resulta que han demostrado que están aplicando una política de limpieza social, desarrollando el exterminio.
Imagínense, hace poco unos motorizados asesinaron de cuatro disparos a la jefa de personal Roxanne Molina Ávila, en las inmediaciones del penal
Les digo, mis respetados lectores, que esto no es por ignorancia, impericia y desconocimiento de la materia, ya pasó a otro nivel, porque no podemos seguir pensando que tienen buenas intenciones, ya llevan 14 años con la misma mecánica, si no hagamos un poco de historia: el año pasado en el mes de junio se produjeron unos hechos en el Internado Judicial Capital El Rodeo I y II, que trajeron como consecuencia que crearan el Ministerio de Asuntos Penitenciarios, y este año, en el mes de mayo, se registraron unos enfrentamientos entre las autoridades y los grupos del Retén de La Planta, que cobraron la vida de un vecino y un recluso, además de varios heridos y a dos meses de esos hechos, ahora el problema desde la primera semana de este mes hasta el momento de estar escribiendo esta columna, es que se ha desarrollado una guerra que pareciera dar a conocer quién tiene el control del penal y de medir fuerzas, y lamentablemente las autoridades del Ministerio de Asuntos Penitenciarios no han aparecido, para asumir su responsabilidad.
Pudiéramos decir que de Modelo solo tiene el nombre. Imagínense, hace poco unos motorizados asesinaron de cuatro disparos a la jefa de personal Roxanne Molina Ávila, en las inmediaciones del penal, después el comisario Lisandro Alfonso del CICPC-Mérida ofrece declaraciones en las que señala que “la muerte de Roxanne Molina fue ordenada por el pran de los pabellones 2 y 3 Ever Gonzalo Zambrano”. Agregó que “por el sicariato se ofreció la cantidad de 10.000 bolívares” Sigue la Guerra Civil no declarada y el Estado viendo y no actuando. (Humberto Prado, Tal Cual, 19.07.12)

-SEAMOS VOZ DE LOS SIN VOZ-

No hay comentarios:

GUILLERMO ROVIROSA

GRACIAS POR VISITARNOS